Domótica

Una casa con cocina que te espera con la comida preparada, cuyas puertas se cerraran por su cuenta, que pudiera abrir sus cortinas automáticamente cuando el sol amanece y cerrarse cuando se oculta, suena de película ¿cierto?, pues son las casas inteligentes y gracias a la domótica son posibles en la vida real.

La domótica es un conjunto de tecnologías aplicadas a la automatización y control de las viviendas inteligentes. Es decir, el uso simultáneo de la electricidad, la electrónica y la informática, para dotar de “inteligencia” a los aparatos que solían ser “tontos”.

Por ejemplo, con un bombillo “tonto” solo realizarás una acción, la cual puede ser encendido o apagado.

En cambio, si lo dotamos de “inteligencia” podrá realizar más tareas como encenderse al detectar presencia o por lo contrario apagarse, cambiar su tono de color si se trata de un bombillo LED, asignarle tiempos de encendido y apagado, incluso asociar esos controles junto a varios dispositivos del hogar como las alarmas, las persianas, etc. Así se podrán ejecutar diferentes acciones al mismo tiempo.

domotica

Lo cierto es que la domótica a pesar de ser un novedoso sistema que le aporta inteligencia a tu vivienda y que te da la facilidad de tenerlo todo automatizado. Pero como todos los sistemas, tiene sus ventajas y desventajas, algo que conviene tener en cuenta para saber si es factible o no montar domótica en tu casa.

Pros y contras de la domótica

Pros:

  • Contribuye en la disminución del gasto energético a través del control de la temperatura interna de los cuartos, la iluminación y el manejo del consumo de electricidad, teniendo como resultado mayor ahorro y cuidado del medio ambiente.
  • El confort de las casas inteligentes es perfecto y se obtiene a través del manejo del medio ambiente interno con la programación de horarios específicos para equipos de climatización, iluminación, etc.
  • Permiten llevar un control y registro del consumo energético que permite comparar lo consumido de manera limpia es decir los recursos que se extrajeron de recursos renovables a los normalmente usados.
  • Un sistema domótico permite integrar cualquier dispositivo que no sea inteligente al sistema.

 

Contras:

  • La inversión inicial es cara dependiendo del sistema y además se debe cablear toda la casa.
  • Si se produce alguna avería en el corazón del sistema se bloquearía toda la red y sus funciones quedarían anuladas.
  • Al transferirse un gran monto de datos, la red puede congestionarse y bajar la velocidad de transmisión, con lo que todos los usos se ralentizarían.
  • Si algo falla en la red, puede costar mucho repararlo.
  • Al ser el Internet su primer medio de comunicación se expone al sistema a ser irrumpido por algún software dañino ayudando a la manipulación y monitoreo sin permiso por el cliente principal.

Analizando ambas partes, los conocedores y usuarios llegan a determinar que las ventajas son más beneficiosas que lo negativo, así que todos recomiendan que si pueden instalar domótica en el hogar lo hagan.

La domótica empieza a tornarse un poco más común en países desarrollados, como en los de Europa o en Estados Unidos. Aún así, no debe ignorarse la importancia de la seguridad de nuestro hogar. Por ejemplo, una compañía de domótica puede ofrecer automatización de las persianas o dar una mejor seguridad a la vivienda con cámaras de seguridad, o controlar de forma remota la temperatura o la autogestión de la energía para ahorrar más, entre muchas otras cosas. Incluso, todo esto lo podemos hacer de forma remota, o también desde la app de un celular. Lo que nos lleva a preguntarnos ¿que más nos puede ofrecer la domótica?

Posibles usos de la domótica

  • Enchufes inteligentes: son atractivos y Plug & Play; te permiten medir la cantidad de energía que gastas en cada artefacto conectado, podrás encenderlos y apagarlos, todo esto de manera remota.
  • Sensores de temperatura: te permiten tomar nota de las diferentes temperaturas en el hogar, como la exterior o interior, piscinas, etc. Así se puede manejar adecuadamente el sistema de apertura de ventanas o climatización.
  • Sensores de movimiento: con este tipo de sensores podrás tener alarmas de proximidad en todos los lugares de la casa o apartamento y no son útiles solo para detectar intrusos, sino también para encender luces, el aire acondicionado, abrir puertas y muchas cosas más.
  • Controlado desde la web o teléfono: la mayoría, por no decir todo esto, lo puedes controlar desde tu computadora o celular. Así sabrías en todo momento lo que sucede en tu casa incluso estando fuera de ella, apagar y encender luces, cerrar ventanas, puertas, desconectar energía de ciertos enchufes, revisar las cámaras y los sistemas de seguridad.

 

Conociendo lo que es, sus beneficios, contras y lo que puede ofrecer la domótica ¿Te gustaría tener una vivienda así?